Comunicadores del Sur

www.comunicadoresdelsur.com.ar

 

Confirman un paro de subte para este miércoles

13.8.2019

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) confirmó un paro de subte para este miércoles, en el que no habrá servicio desde las 5:30 hasta las 7:30. De acuerdo a lo que indicó el gremio, la medida incluye a «todas las líneas del Subte y Premetro» y surge «en reclamo por el nombramiento del personal correspondiente para trabajar en las boleterías de Catalinas y Correo Central Norte».

«En la situación que atraviesa nuestro país, con índices de desocupación en aumento, actividades en expansión como el subterráneo deberían ser generadoras de empleo, en lugar de reducir los puestos de boletería como se empeña en hacer Metrovías», sostiene el sindicato.

 

Los docentes porteños denuncian que Cambiemos le congeló las asignaciones familiares hace 7 años

10.8.2019

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) exigió al gobierno de la ciudad de Buenos Aires «un inmediato aumento del valor de las asignaciones familiares», y aseguró que ese ingreso representa «la décima parte de lo que determina la Ley Nacional».

El gremio participó en una nueva ronda de diálogo en el contexto de la Mesa de Condiciones Laborales y Salariales, que encabezó la ministra de Educación, Soledad Acuña, y sostuvo la necesidad de ese aumento «automático» según el IPC Ciudad.

Un comunicado firmado por los secretarios generales y de Comunicación del sindicato porteño, Eduardo López y Mariano Denegris, explicó que luego del último aumento del 12,2 por ciento de las asignaciones familiares -según establece la Ley Nacional- ese ingreso en el país ya «es casi diez veces superior al que perciben los docentes».

«El Ejecutivo de Horacio Rodríguez Larreta no aumenta los montos desde hace más de siete años, mientras en el plano nacional los incrementos son automáticos desde 2015. Así, los trabajadores en relación de dependencia o monotributistas cobrarán como asignación familiar por hijo entre 2.525 y 527 pesos según el nivel salarial, excepto los empleados metropolitanos, que continuarán percibiendo 270 pesos por hijo», afirmaron.

El gremio planteó la necesidad de que se abone una suma extraordinaria a los docentes para compensar «la pérdida salarial que provocó el cobro de los aumentos con retraso respecto de la inflación y porque la suba de alimentos es superior al índice promedio».

Argentina. Winners de la obra pública porteña

10.8.2019

POR  BRUNO COSTANZO

La constructora Cunumí S.A. es un caso tipo de las afinidades de clase entre el núcleo duro de Cambiemos y las empresas que se reparten los 4400 millones de pesos destinados por Horacio Rodríguez Larreta para arreglar las veredas que tiñen de amarillo a las elecciones porteñas. Dirigida por un Newman boy que fue socio de Nicolás Caputo y compañero de Mauricio Macri en la UCA, la empresa sobrevivió a la corrupción de Skanska, es ganadora todoterreno de licitaciones y tuvo como contador a un empleado de Daniel Angelici investigado por evasión.

“Casi todo lo que sea cemento se hace cuando hay elecciones”. La cita pertenece a un importante funcionario del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Y no se equivoca: a pesar de la recesión provocada por una devaluación superior al 120%, una inflación que estropea cualquier negocio privado y una resonante causa judicial que mancha a importantes empresas que se enriquecieron durante años con los negocios de la obra pública, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta prometió desembolsar desde finales de 2018 y a través de la Licitación Pública N° 429/SIGAF/2018 unos 4.445 millones de pesos destinados a “ejecutar, reparar y mantener” las veredas del distrito que el PRO gobierna desde 2007, al sorprendente ritmo de 232 por día el 80%.

Una de las ganadoras es Cunumí S.A., dirigida hasta hace un tiempo por Raúl Nicolás Orsini y ahora por Alfonso Peña, un egresado del colegio Cardenal Newman que escaló en el mundo de los negocios al calor de la familia Caputo.

A pesar de estar involucrada en las maniobras de corrupción del caso Skanska, Cunumí S.A. se convirtió en una de las favoritas de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta para realizar la obra pública en buenos aires.

 

De Skanska a Larreta

 

La historia de Cunumí S.A. no es solo un sendero de éxitos construidos con cemento. Fue en septiembre de 2007 cuando el actual diputado nacional por la provincia de Buenos Aires ycandidato a intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, dejó su sillón como titular del Juzgado Federal Nº7 para desembarcar cien días después en el ministerio de Justicia y Seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Durante su corta carrera como magistrado —designado en 2004 por el gobierno de Néstor Kirchner—, Montenegro tuvo el control del “caso Skanska”, la empresa sueca investigada por pagar sobornos a funcionarios públicos y utilizar facturas apócrifas para encubrirlos, entre otras irregularidades en el proceso de contratación y construcción. Esa investigación se cerraría recién en 2017 cuando el sucesor de Montenegro, el juez federal Sebastián Casanello, procesó por cohecho a directivos y exdirectivos de varias empresas, incluida Skanska, y por cohecho y administración fraudulenta a los exfuncionarios públicos Julio de Vido, José López y Néstor Ulloa.

En el proceso, el empresario Raúl Nicolás Orsini, titular de Cunumí S.A. reconoció haber entregado facturas por trabajos que no realizó en el marco del Proyecto de Expansión de Gas 2005, cobrando el 10% del monto que figuraba en las mismas. La declaración de Orsini fue la pieza clave que permitió conocer al detalle una maniobra por la que posteriormente se procesaría y embargaría a otras 21 empresas. Pero ni el procesamiento por corrupción ni un embargo por 14.500.000 de pesos contra Orsini fueron obstáculo para que Cunumí S.A. se convirtiera en una de las favoritas del entonces jefe de Gobierno Mauricio Macri para realizar grandes porciones de la obra pública porteña.

Fue el comienzo de una década de licitaciones ganadas que no terminó cuando Orsini renunció a la presidencia de Cunumí S.A. el 5 de diciembre de 2016 —según el acta de la entidad del 09/02/17, que también indica la permanencia de otros miembros de la familia Orsini en el directorio actual—, para ser reemplazado a partir del 18 de abril de 2017 por Alfonso Peña.

 

De Orsini a Peña

 

Si la estructura de negocios de Cunumí S.A. ya estaba aceitada con Orsini, su reemplazante logró colocar el motor de la empresa en plena marcha. El hombre en cuestión es Alfonso Peña, graduado del Newman en 1977, un año después que el presidente Mauricio Macri y, según pudo saber crisis, compañero de Flavio Caputo, hermano del “hermano de la vida” de Macri, Nicolás Caputo.

Alfonso Peña también compartió carrera y casa de estudios con el primer mandatario en el terreno universitario: se graduó de ingeniero civil en la Universidad Católica Argentina en 1985, apenas un año después que Macri. Pero tal vez el punto de encuentro social más colorido sea el Club Newman, donde Alfonso Peña ejerció como vocal de la Comisión Directiva entre 2003 y 2004, cuando Caputo padre era el vicepresidente, hasta que en 2017 se convirtió en presidente del club. Con un rigor estrictamente laboral, el perfil en Linkedin de Alfonso Peña consigna que trabajó también en Mirgor, la primera empresa de Macri y Caputo, y Decavial, una firma que junto a London Supply y Caputo S.A. integró la sociedad Altos del Puerto S.A.

Entre las obras más recientes de Cunumí S.A. en la Ciudad de Buenos Aires pueden mencionarse los 172 millones de pesos para la construcción de un módulo de 86 departamentos en la Villa Olímpica (2016), los 264 millones de pesos por elEdificio Polo Educativo Múgica —al cual se le desplomó una parte del techo en julio de este año, apenas40 días después de la inauguración y esquivando la tragedia de “milagro”, según quienes presenciaron la escena—; los 184 millones de pesos para el proyecto de oficinas de la nueva sede de ACUMAR en la Barraca Peña del barrio de La Boca (2018); los 136 millones de pesos para las viviendas container en el Barrio 31 (2017); los 45 millones de pesos para realizar el Jardín Maternal de la Villa Olímpica (2018); los 50 millones de pesos por la peatonalización de Once (2017) y otras decenas de proyectos que salpican también al Área Metropolitana. Nada de esto es secreto y mucho puede verse en la página oficial de la empresa. Ahora, dentro del actual plan de reconstrucción de veredas por el que Horacio Rodríguez Larreta se jacta con humor de “entrarle a cualquier vereda sana”, Cunumí S.A. logró colocar su cemento y sus baldosas en las calles de la Comuna 5.

Apenas cuarenta días después de la inauguración del edificio polo educativo, por el que Cunumí S.A. cobró 264 millones de pesos, se desplomó un pedazo de uno de sus techos.

 

Negocios “redeterminados”

 

Hay que tener en cuenta que los montos de estas licitaciones están lejos de ser las cifras que finalmente reciben por las obras realizadas. En septiembre de 2014, por ejemplo, Cunumí S.A. había ganado el contrato para la “rehabilitación y mantenimiento de las aceras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 2014/15” para las Comunas 8 y 13 por unos 80 millones de pesos. El número, sin embargo, se fue reajustando hasta crecer un 80%, repitiendo otra constante en el esquema de negocios de la metrópoli amarilla.

Hasta hace poco de estos números finos se encargaba Ángel Guidoccio, que además de llevar los papeles de Cunumí S.A. es el “contador oculto” y apoderado de empresas del operador judicial y presidente deBoca Juniors, Daniel Angelici. Según la investigación de Emilia Delfino publicada en el diarioPerfil,Guidoccio se desempeña como secretario de Presupuesto del club xeneize y revisor de cuentas de la Cámara Argentina de Salas de Casinos, Bingos y Anexos, que también integra Angelici, y habría evadido más de 1.500 millones de pesos entre 2015 y 2016.

Para la nueva reparación de todas las veredas de la Comuna 5 (una zona que incluye parte de Almagro y Boedo), el monto estimado es de 276.769.841,93 pesos. Pero esta obra tiene un dato particular: en la licitación, al menos otras dos empresas realizaron ofertas más bajas que Cunumí S.A., que originalmente cotizó la obra en 279.299.636,13 pesos. POSE S.A. lo había hecho en 276.483.550,21 pesos y Urbaser Argentina S.A. en 272.176.903,05 pesos.

 

Los milagros del ABL

 

Aunque es habitual que al momento de elegir al adjudicatario para una licitación el Estado interponga otros requisitos además de la oferta económica más baja, como la calificación pertinente para la obra en cuestión o las evaluaciones financieras de la empresa, ese no sería el único motivo por el que Cunumí S.A. tuvo otra vez el éxito asegurado de su lado. Según Julieta Costa Díaz, comunera el distrito 13 y autora de Ensayo general para la farsa actual, una investigación sobre la trastienda política y empresarial de la obra pública porteña, desde 2016 quien realiza el servicio de consultoría para optimizar el mantenimiento de las veredas de Buenos Aires es McKinsey Argentina, a través de una licitación privada por 14 millones de pesos. Y fue en McKinsey donde se conocieronel actual secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, y el ex CEO de Farmacity y ex vicejefe del Gabinete de la Nación, Mario Quintana, “la inteligencia y los ojos” del presidente Mauricio Macri.

El Estado actúa como socio encubierto para los grandes operadores inmobiliarios

9.8.2019

Entrevista al arquitecto y ambientalista Silvio Schachter, miembro del Consejo de Redacción de la revista  Herramienta

Mario Hernandez

M.H.:Silvio hace un seguimiento puntilloso a lo que tiene que ver con nuestra Ciudad, la edificación, su gentrificación. Y produjo hace pocos días un documento que habla del gobernante Cambiemos y su plan privatizador en la Ciudad de Buenos Aires.

 

S.S.:Hemos conversado en varias oportunidades sobre los proyectos privatizadores tanto en la Ciudad dentro del Area metropolitana como en el interior del país; lo que significa la tierra urbana como un bien a apropiarse por parte de los grandes grupos económicos, como puede ser la megaminería en el caso de la montaña y en el caso de las riquezas del suelo como Vaca Muerta o los fenómenos de sojización; en el caso urbano es el suelo para construir.

Lo interesante y novedoso de esta reflexión parte de que 4 organizaciones que agrupan a los profesionales, que en general no se expedían sobre estos temas, es más, tenían una mirada justificadora, sacaron una declaración conjunta a partir de un trabajo hecho por el Observatorio del Area metropolitana de Buenos Aires del Consejo nacional de Arquitectura, que hizo un mapeo sobre los 53 inmuebles que van a privatizar a lo largo de este año. La cifra es impactante.

El mapeo es muy interesante y se puede consultar. En el artículo que publiqué en Herramienta y en mi página de Facebook están los links para acceder a esa información que incluye la localización, los tamaños y los valores para que cada uno en su propio barrio pueda ver cuál es el predio que se va a privatizar.

Me refiero a 4 organizaciones que son: el Consejo Argentino de Ingenieros, el Consejo Profesional de Ingeniería Civil, la Sociedad de Arquitectos y el Consejo Profesional de Arquitectura. Es muy importante que la Sociedad de Arquitectos se haya incorporado porque era una de las más rezagadas, de hecho fueron auspiciadores y de alguna manera cómplices, también sus directivos, en el Código de Planeamiento.

Hemos hablado de cuáles eran las verdaderas intencionalidades del Código para su aprobación y después de su aprobación y este mapeo pone de manifiesto explícitamente que el verdadero motivo de la modificación del Código era modificar la zonificaciones para que estos terrenos importantes en zonas altamente rentables tuvieran una zonificación que justificara una capacidad constructiva que fuera altamente rentable para los grandes operadores inmobiliarios, que al terminarse el proyecto de Puerto Madero se han quedado sin los grandes lotes para hacer los grandes emprendimientos de la escala que sus inversores nacionales e internacionales reclaman en la Ciudad.

Cuando vean el mapeo se van a dar cuenta, por la ubicación de los lotes, que en general, salvo casos muy puntuales, la mayoría están ubicados en la franja norte que bordea el río y se extiende casi hasta Gral. Paz. El Estado se ha transformado en el principal proveedor de tierra, ya no quedan muchos lotes privados de esta magnitud, por eso el Estado actúa como socio encubierto para realizar estas operaciones.

 

M.H.:¿De qué superficie estamos hablando?

 

S.S.:Es una superficie a construir de aproximadamente 1,2 millones de metros cuadrados. Cincuenta hectáreas que se suman a una gran cantidad de tierras que se vienen privatizando desde antes de Puerto Madero, donde había 130 hectáreas de la Ciudad que fueron privatizadas en un proyecto que se presentó como una gran renovación, donde iban a volcarse recursos para mejorar la calidad de vida de la Ciudad, cosa que nunca ocurrió y desde ahí a esta parte hemos tenido la privatización de Interama, de lo que era el Tiro Federal, las playas de operaciones ferroviarias de Liniers, Palermo y Caballito.

Gran parte de la tierra pública se ha ido liquidando en un proyecto que marcha hacia el fin de la tierra pública en la Ciudad.

Acá estamos hablando de 1.000 millones de dólares de recaudación y también sería interesante saber para qué se van a usar. Una gran parte seguramente irá a paliar la deuda que se ha generado a partir de obras públicas que han beneficiado básicamente a los amigos del poder, las grandes empresas constructoras que son siempre las mismas.

 

M.H.:Te estás refiriendo al Paseo del Bajo.

 

S.S.:A los viaductos del San Martin y del Mitre también, y otras obras de infraestructura que han tenido como beneficiarios a las grandes empresas. El proyecto del Playón de vivienda de Chacarita es otro. Este es un tema grave en sí mismo por cómo se sustrae tierra pública y hacia dónde va.

Además hay que tener en cuenta que eso significa que cualquier otro gobierno o cualquier otro proyecto que se desarrolle para una ciudad más equitativa, más justa, donde los procesos de gentrificación, segmentación y segregación no se expliciten de esta manera tan brutal, va a tener enormes dificultades para realizarse porque cuando estos lotes salen a la venta y se construye sobre ellos, rápidamente el tejido urbano los metaboliza, es imposible que en un lugar donde se va a construir una torre de departamentos, de acá a 5 años quieras revertir ese proceso.

O sea, que lo que se pierde en la Ciudad en cuanto a tierra pública, después se hace muy difícil de recuperar. No es como una ley que se puede modificar en el Congreso o alguna actividad más o menos recuperable. En este caso la experiencia indica que la tierra pública que se privatiza no se recupera.

 

M.H.:Estamos hablando de terrenos, hasta de espacios vacíos, pero me preocupa también otro tema, que es la desposesión de terrenos donde vive gente, que es el caso de la Villa 31. ¿Cómo ves eso?

 

S.S.:El caso de la Villa 31 es emblemático, la gran concentración de vivienda precaria está sobre la zona sur, allí está la mayor cantidad de asentamientos; pero una de las villas más grandes de la Ciudad, localizada en un punto clave desde el punto de vista de la rentabilidad es la Villa 31.

Esa Villa 31 ha sufrido históricamente embates privatizadores, desde la época de Cacciatore (1976-82) que erradicó a la mayor parte de los habitantes que vivían originalmente ahí, hasta distintas maniobras que empiezan en recuperar parte de la estación de trenes de Retiro y va avanzando con la Autopista Illia y otras iniciativas para sacar a la gente.

Hay otras maneras, más sutiles, por ejemplo, otorgar títulos de propiedad sobre esas tierras para después comprarlas por un precio muy menor, englobarla y transformarla en otra cosa, porque una vez que se privatiza la gente tiene que empezar a pagar servicios que por la precariedad del trabajo de la gente que vive ahí se hace imposible. Mucha de la gente que vive ahí alquila, porque no puede alquilar en otro lugar, entonces sería desalojada. Todo es un operativo de alta complejidad que expresa la voracidad de estos sectores inmobiliarios.

Un tema importante tiene que ver con el proyecto de unificación de los hospitales, hay una ofensiva general sobre la Ciudad. Así como está el mapeo que realizó el Observatorio, estas empresas también tienen un mapeo y cuentan con la logística del gobierno que les pone sobre la mesa lo que pueden ofrecer.

 

M.H.:Hay casos que venimos siguiendo como el del Mega estadio en Villa Crespo.

 

S.S.:El 15 de agosto hay una audiencia pública, con todas las limitaciones que tienen este tipo de audiencias porque son no vinculantes y te dan 5 minutos para intervenir. Ahí vamos a estar para contribuir a la resistencia contra la realización de este estadio.

 

 

El espacio público vertebra el tipo de ciudad en la que vivimos

 

 

M.H.:Y donde la empresa constructora está ofreciendo entradas para ver a Sabina y Serrat a los vecinos más reacios a la construcción de este despropósito en el barrio de villa Crespo.

 

S.S.:Otro tema importante que aparece, es que aparte de lo económico y todo lo que significa esta gestión privatizadora, o de enajenación del bien común, porque la tierra urbana es un bien común, tiene que ver con una visión de la política, de dónde se desarrolla la política. Y sabemos que el espacio público, el espacio de encuentro colectivo es el lugar donde se articula lo individual con lo colectivo, es determinante para la construcción de políticas alternativas, de resistencias sociales, de reclamo y de conflicto. Es el espacio público el que vertebra el tipo de ciudad en la que vivimos. A menos espacio público, más individualismo, más aislamiento, más manipulación a través de los mecanismos mediáticos, redes, etc. Que es el escenario que hoy los que gobiernan el país prevén como su escenario político, es el escenario en el que más cómodos se sienten, sin confrontación.

Por otro lado, esto se hace de espaldas e inconsultamente a la población, a pesar de que existe una Constitución de la Ciudad que dice que cualquier proyecto importante de enajenación tendría que ser consultado con los vecinos, ya sea del barrio o la Ciudad, y esto se hace a través de una Agencia de bienes que es una liquidadora.

Además hablamos de la construcción de más de un millón de m2 en una Ciudad que ya está colapsada. Buenos Aires está entre las 40 ciudades con más conflicto de tránsito en el mundo  y hay más de 6.000 autos  por km2  que son residentes, aparte de los que ingresan diariamente. Ni hablar de las cloacas, los desagües pluviales, el ruido y otros conflictos que suceden a partir de una sobre saturación. Buenos Aires ya no tiene lugar para estacionamientos, no hay cocheras suficientes, etc. Y a ese cuadro le van a agregar a los vecinos un millón y pico de m2 que obviamente no van a estar destinados a resolver problemas de vivienda.

 

M.H.:Aparte todo avalado por esta especie de mayoría automática de la que goza el PRO en la Legislatura de la Ciudad.

 

S.S.:Además de la mayoría automática habría que recordar que el Mega estadio de Villa Crespo fue uno de los proyectos privatizadores que también tuvieron a favor el voto de la oposición, salvo el FIT y algún que otro legislador, todos le dieron el OK a este proyecto disparatado lleno de irregularidades.

Actúan con impunidad, pero esa impunidad, aunque tengan mayoría, logra tener consenso en un sector de la oposición que tiene una mirada para la Ciudad que no parte de lo público y lo común sino que parte también del negocio.

 

M.H.:¿Querés agregar algo más?

 

S.S.:Un tema que inquieta y que tiene que ver con este momento que tenemos cada 2 años en nuestro país, de agitadas jornadas electorales; me preocupa que ciertos sectores de la izquierda y el progresismo que están empezando a hacer campaña en la Ciudad no hayan incorporado estos temas al debate que son claves para pensarla.

Habría que hacer un llamado de atención sobre esto, porque si hay algo que tiene de bueno el proceso electoral es la posibilidad de debatir con la sociedad y creo que este tema sería interesante para ponerlo sobre la mesa porque nos involucra a todos.

 

M.H.:Ha tenido un impacto parcial en lo que ha sido la movilización de algunos vecinos de la Villa de Retiro que fueron acompañados por legisladores y se hizo una conferencia de prensa.

 

S.S.:Sí y al caso de Villa Crespo también lo acompañaron legisladores.

 

M.H.:Pero sí es cierto que no se ha abordado como una visión de conjunto y ese es el déficit. Asistí a la conferencia de prensa que dio el FIT por el Proyecto de renacionalización de los subterráneos de Buenos Aires pero fui sobre todo a plantear un punto que es el envenenamiento del subte, el tema de la presencia de asbesto en los subtes B, C, E y el Premetro. Y esta idea que afirma que si afecta a alguien solo serían los trabajadores, cuando en realidad no solamente afecta a los trabajadores que son los que tienen contacto más cercano, sino también a los usuarios.

También sugerí a los compañeros legisladores del FIT que sería bueno presentar todas las semanas un proyecto como el del subte. Ahora se presentó el tema del traspaso de la energía eléctrica, del ente regulador. Esto que estas planteando amerita un llamado de atención para ver si se puede instalar el tema en el marco de la campaña electoral.

 

S.S.:Yo he acercado recientemente información a compañeros legisladores pero si podés aportar en esa dirección sería bueno.

 

Link artículo: https://herramienta.com.ar/articulo.php?id=3054&fbclid=IwAR2KK_wdQrVI4GI2fYsfJ6jxW-eJsGZ7UpNWvk-XmHMIgStmz3395NsAjms

 

Link mapeo:

http://www.observatorioamba.org/planes-y-proyectos/caba/planes/2017-2019-plan-de-subastas-publicas-de-los-bienes-del-estado-1/mapa

Sin el paraguas de los Metrodelegados hubo un paro en las líneas B, C y E de subte

8.8.2019

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) desconoció un paro en las líneas B, C y E del subte porteño, que finalmente se llevó a cabo por algunos delegados desde las 5:30 de hoy.

Las líneas B, C y E del subterráneo iniciaron minutos antes de las 7.30 su servicio, dos horas después de lo habitual, tras un paro realizado por un sector de los metrodelegados, informó la empresa concesionaria Metrovías.

La medida se realizó en el marco del desconocimiento de la conducción de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp), que desmintió anoche la autoridad de la convocatoria del paro que había sido anunciado por algunos delegados para hoy, a partir de las 5.30.

«Desde el Secretariado Ejecutivo de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP Metrodelegados) desconocemos toda comunicación que no sea emitida por los canales de información institucionales, con las firmas de los Secretarios General y Adjunto de este sindicato, Beto Pianelli y Néstor Segovia», dijo ayer el sindicato al desvincularse del sector que había anunciado la medida de fuerza.

«Adicionalmente, hacemos saber que ya finalizado el Plenario de delegados realizado en la sede de la AGTSyP, no se encuentra prevista ni votada por este sindicato ninguna medida de fuerza» para este jueves, concluyó.

En tanto, el delegado Daniel Erviti, quien ayer anunció la medida, reiteró hoy que «esta situación se da en el marco de que las tres nuevas estaciones que se abrieron (en la línea E), hay dos que no tienen boletero».

Esto, a su criterio, representa «un ataque a los trabajadores porque quieren suprimir una categoría».

Para Metrovías, «el reclamo, motivado por una supuesta falta de personal en las nuevas estaciones de la Línea E, es totalmente injustificado».

«En tal sentido, es importante aclarar que la dotación de dicha línea se encuentra completa con las necesidades operativas», añadió la empresa.

Esta página ha sido visitada
veces