Comunicadores del Sur

www.comunicadoresdelsur.com.ar

 

Grabois alertó sobre el deterioro del tejido social

30.6.2017

El titular de la CTEP, Juan Grabois, advirtió que los allanamientos en la villa del Bajo Flores, como la represión del miércoles en la 9 de julio, son parte del posicionamiento electoral del oficialismo. Alertó sobre el “populismo de derecha que cree que la culpa de los problemas la tienen los que son más pobres”.

El titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, advirtió que el mega operativo que durante la noche realizó en la villa 1-11-14 forma parte de las “medidas propagandísticas, en el marco de la campaña electoral” del Gobierno. También atribuyó al afán de la administración macrista de posicionarse electoralmente la represión a los cooperativistas que el último miércoles reclamaban trabajo frente al Ministerio de Desarrollo Social.

Más de 1.200 efectivos de Gendarmería y la policía participaron del operativo en la Villa del Bajo Flores que se realizó con el doble propósito de desarticular las bandas de narcotraficantes y los talleres clandestinos que allí operan. Las fuerzas de seguridad se desplegaron en la zona a las cuatro de la mañana e hicieron casi un centenar de allanamientos. Según se consignó luego, al menos trece personas fueron detenidas y se incautaron alrededor de 450 kilos de marihuana, 50 kilos de cocaína, y 45.000 dosis paco, una granada de guerra, una ametralladora, distintas armas de fuego, una máquina contadora de billetes y dinero.

Puesto a explotar al máximo la idea de que pelea contra “las mafias”, el Gobierno salió a capitalizar la situación. La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se hizo presente en la Villa esta mañana y destacó el accionar de policías y gendarmes. “Hemos detenidos a los dos jefes de las bandas”, celebró.

Grabois le apuntó al Gobierno y señaló que “el allanamiento en la 1-11-14 es una medida propagandística, en el marco de la campaña electoral”. Remarcó también que “es más fácil hacer un allanamiento y militarizar una villa que meterse de verdad con quienes se benefician de la violencia en las villas, que en general viven en Nordelta y comen en Puerto Madero; no son gente humilde de un barrio”.

El titular de la CTEP advirtió que la administración macrista busca sacar rédito político con operativos como el que se realizó en la villa 1-11-14 y también con actos como la represión a la protesta del miércoles sobre la avenida 9 de julio. En ese sentido, analizó que reprimir “fue una decisión que se tomó por parte del Gobierno para dar un mensaje, que muy a mi pesar, tiene un nivel de aceptación alto en la sociedad: que hay que reprimir ese tipo de manifestaciones, sobre todo exagerando el hecho de que algunos pibes de las barriadas tenían palos y capuchas”.

Grabois, quien alertó sobre el deterioro del tejido social, dijo también que “desde el punto de vista comunicacional, la imagen le sirve mucho al Gobierno para mostrar que van a mantener el orden ante esta gente violenta”. Y agregó que “hay un ala del Gobierno que se está empoderando a medida que avanza el cronograma electoral, que es un cierto populismo de derecha que hace política y proselitismo con la represión, con los discursos violentos; lo que pasó en la 9 de julio fue el aprovechamiento electoral de una mala metodología de algunas organizaciones sociales. Hay un populismo de derecha que cree que la culpa de los problemas de tránsito, de seguridad, económicos la tienen los que son más pobres, los paraguayos, los negros de mierda”.

Usted es el visitante N°