Comunicadores del Sur

www.comunicadoresdelsur.com.ar

 

Pistolas eléctricas para La Metropolitana

 

Pistolas eléctricas para La Metropolitana

28.1.2010

 

Los casos de gatillo fácil y persecución policial se multiplican en el Conurbano, mientras el gobierno de Mauricio Macri compra pistolas eléctricas para los efectivos de la Metropolitana.

En un operativo, la policía de Don Torcuato reprimió a los vecinos del Barrio San Jorge y mató a Héctor “Coco” Villanueva de un disparo en la cabeza.
El hecho ocurrió el 15 de enero pasado cuando los efectivos llegaron al lugar tras ser informados del robo de un auto. Como es habitual, los policías comenzaron a disparar. Al escuchar los tiros, Villanueva, de 60 años, salió a la puerta de su comercio para pedirles: “No tiren, que hay chicos”. En respuesta recibió un impacto en su cabeza; las personas que se acercaron a auxiliarlo fueron también heridas y amenazadas.
Al día siguiente, los vecinos se movilizaron. Cortaron las vías del Ferrocarril Belgrano y se concentraron frente al Destacamento de la Policía Buenos Aires 2. En esa misma jornada, personal del Comando de Patrullas de Tigre y San Fernando, policías de la Comisaría 3ra de Don Torcuato y Gendarmería volvieron a reprimir y mataron a Facundo Vargas, de 16 años, que participaba de la marcha.
La zona norte del conurbano es uno de los epicentros de la violencia policial, pero no el único. En Haedo, a 50 cuadras del lugar donde desapareció hace un año Luciano Arruga, la tarea del personal de Gendarmería Nacional es amenazar a las personas que viven en el Asentamiento Siderar.
Todo comenzó en diciembre pasado cuando un móvil de la Gendarmería interrumpió una reunión de vecinos. Del auto bajaron tres uniformados que iban sin identificación de nombre, ni grado, al grito de “¿Quién es Pepone?”. Al no recibir respuesta, amenazaron a los presentes con hacerlos desaparecer de a uno, con calcinarlos y arrojarlos en algún campo si no aparecía el estéreo que le habían robado del auto a uno de los uniformados. Es decir, los gendarmes afirmaban que el estéreo había sido robado por algún vecino del asentamiento llamado Pepone. Las intimidaciones continuaron durante los días subsiguientes.
Pero la represión policial tampoco es propia de la provincia de Buenos Aires. La semana pasada en Salta, efectivos de la policía, gendarmería e infantería golpearon y amenazaron a integrantes de la comunidad indígena Lules, quienes defendían sus tierras ante el avance del Jockey Club local, que pretende extender sus construcciones en territorio que no le corresponde. Días antes, la Infantería había reprimido una movilización que realizaban estudiantes en contra del aumento del boleto de transporte público. Según describen desde Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional), los efectivos utilizaron primero balas de goma, pero luego gases y picanas portátiles. Sí, las mismas armas que usará la futura, e inminente, Policía Metropolitana del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Aunque aún los efectivos no han salido a la calle, la fuerza de Mauricio Macri sigue dando de qué hablar. Tras los sucesivos cambios de jefe (Jorge Palacios y Osvaldo Chamorro hasta el actual Eugenio Burzaco), ahora se supo que el gobierno porteño autorizó la compra de cinco armas Taser X26, conocidas como pistolas eléctricas o picanas portátiles.
Al ser disparadas, estas armas producen una descarga de 50.000 voltios que tira e inmoviliza al receptor. Según un informe realizado por el Observatorio de Derechos Humanos, su uso no deja marcas, por lo que no quedan pruebas del disparo en el cuerpo de la víctima.
“La empresa que comercializa las Taser en la Argentina es la firma Buccello, a la que la Policía Metropolitana también le compró las armas "Pepper Ball", que son unas escopetas que lanzan cartuchos de pimienta y que producen irritación y congestión en la piel”, señalan desde el Observatorio.
Las distintas justificaciones tanto de Macri como de su ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, son insólitas. Montenegro afirmó que todo depende del uso que se le dé al arma: “Una cucharita también es letal”, dijo. Una y otra vez repiten que las Taser son utilizadas por policías de todo el mundo. Esto es cierto, pero también lo es el hecho de que su uso ha sido duramente criticado por distintos organismos en todo el mundo. Amnesty-USA publicó un informe en 2008 en el que registraban 334 muertes sólo en Estados Unidos por el uso de las Taser por parte de la policía, entre 2001 y agosto de 2008.
Además, el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas dictaminó el año pasado que la aplicación de estas armas constituye una forma de tortura. Aseguran que las pistolas eléctricas generan un dolor extremo y en algunos casos pueden provocar la muerte, por lo que su uso viola la Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (a la que pertenece el Comité). Vale recordar entonces que esta Convención es ley en la Argentina ya que así lo establece el artículo 75, inciso 22 de la Constitución Nacional. 
Sin dudas, la Convención es una declaración que pocos tienen en cuenta y que varios gobernantes deberían leer y aplicar.

Los trabajadores de Colihue continúan dentro de la Editorial

 

Los trabajadores de Colihue continúan dentro de la Editorial

26.1.2010

 

Los trabajadores de Ediciones Colihue luchan contra los doce despidos que en diciembre pasado efectuó la patronal. Con el fin de la conciliación obligatoria, el lunes los despedidos debían ingresar a la editorial pero la patronal se negó e hizo entrar a la policía. Una vez adentro, se les negó la salida y luego de una tensa jornada los trabajadores pasaron la noche dentro de su lugar de trabajo. Llaman a la solidaridad de las organizaciones sociales

 

La lucha de los trabajadores de Colihue no es algo nuevo, se remonta al mes de septiembre cuando la patronal despidió a una trabajadora. Luego, el 12 de diciembre, despiden a otro empleado y el 22 de ese mes sumaban diez los despidos en la Editorial, ubicada en Díaz Vélez 5100, del barrio Parque Centenario de la Ciudad de Buenos Aires.

A pesar del reconocimiento de sus compañeros, desde el 14 de diciembre el delegado, Marcelo, tiene prohibida la entrada a su lugar de trabajo.

La editorial no contaba con representación gremial hasta que los trabajadores empezaron a organizarse en respuesta a las continuas irregularidades de pago y los maltratos por parte de la empresa. La votación del delegado se realizó el 19 de agosto y allí fue elegido por 33 votos a favor de un total de 34, y solo 3 personas no votaron.

 

Dentro de la editorial
 

Sectores propatronales y de trabajadores en reclamo de sus puestos de trabajo debieron convivir por 12 horas.

El dueño de la editorial, librerías e imprenta Colihue, Aurelio Benito Ramón Narvaja (uno de los fundadores de la organización kirchnerista Carta Abierta), tiene los derechos para editar e imprimir los manuales del Ministerio de Educación lo cuál, según expresaron los empleados, incrementó su patrimonio cuyo valor asciende a 6 mil millones de pesos.

 

La editorial con custodia policial
 

Así tuvieron que hacerse paso los trabajadores para poder ingresar a la editorial

Ante esta situación los trabajadores dijeron que "es evidente que trabajo hay. Lo que deja en claro que los despidos se dieron por discriminación sindical y no por incapacidad de pago de salarios por parte de la patronal".

 

La lucha se sostiene

 

La patronal de Ediciones Colihue incumplió tres veces la conciliación obligatoria. El viernes pasado, tras una audiencia en el Ministerio de Trabajo, se dio una extensión de la conciliación vigente por 5 días hábiles. Es decir, el lunes los trabajadores debían volver al trabajo.

Sin embargo, el lunes al mediodía los 12 trabajadores despedidos quisieron cruzar la puerta junto a los demás trabajadores pero la patronal no quería permitir el ingreso, a pesar de la resolución ministerial.

Finalmente, los trabajadores pudieron ingresar, pero no sin resistencia de la patronal. Desde ese momento, una cortina metálica separó a los trabajadores de la calle y la regla de la patronal pasó a ser que si salían del recinto no iban a poder volver a ingresar. De este modo, quedaban encerrados en su lugar de trabajo.

Luego, se convocó a distintas organizaciones sociales y sindicales para que den el apoyo y para exigir una solución por parte de Narvaja que, luego de bajar la cortina, se retiró del lugar y volvió nueve horas más tarde.

En la espera de una resolución, dentro de la editorial convivían trabajadores y policías. Afuera del lugar había dos policías más y un patrullero.

El primer anuncio de que Narvaja estaba por llegar fue a las 18.30 horas. Pero la espera se expendió bastante tiempo.. Mientras tanto, los trabajadores no tenían representación legal, ya que el abogado del sindicato decidió irse y no volver. Finalmente, pudo ingresar un abogado para asesorarlos.

Las organizaciones que se acercaron en solidaridad con los trabajadores cortaron la Avenida Díaz Vélez al 5100 y repartieron volantes informativos a los autos y personas que pasaban.

Narvaja finalmente se hizo presente a las 21. La negociación duró cerca de dos horas y no se llegó a ningún acuerdo. Los operarios comentaron a este medio que "Narvaja decía que estaba dispuesto a hacer todo lo que el Ministerio le ordene y a depositar las liquidaciones para todos los trabajadores despedidos, pero se mantuvo firme en no reincorporarnos".

Ante esta situación, los trabajadores que no tenían garantía sobre sus puestos de trabajo, decidieron quedarse dentro de la editorial hasta que el Ministerio de Trabajo se expida sobre el caso.

A las 23.00, permanecían dentro de la editorial siete trabajadores despedidos, siete trabajadores que apoyan a la patronal y dos policías. Afuera seguían los dos efectivos y el patrullero.

Las organizaciones afuera de la editorial organizaron un acampe en apoyo a los trabajadores y sus reclamos. No se descarta la posibilidad de un desalojo, y ante esto los trabajadores pidieron todo el apoyo posible.

Habían sido despedidos catorce empleados

 

Habían sido despedidos catorce empleados
La patronal encerró a los trabajadores de Colihue
25.1.2010


A pesar de que regía la conciliación obligatoria, la empresa no sólo impidió que los trabajadores en conflicto pudieran iniciar su labor sino que, además, los encerró junto a otros empleados dentro de las instalaciones de la Editorial.


Hoy por la mañana, tal como se decidiera en la audiencia de conciliación en el Ministerio el pasado viernes, 11 de los trabajadores en conflicto con la Editorial Colihue se presentaron a las 9.00 para ocupar sus puestos de trabajo.
Allí, junto a otros 28 compañeros, la patronal – además de no asignarle tareas a ninguno – los encerró dentro de la empresa.
 

Antecedentes del conflicto:
A mediados del mes de diciembre, Ediciones Colihue despidió a 4 trabajadores que venían reclamando por el cumplimiento de sus derechos laborales, por aumentos salariales y mejores condiciones de trabajo. Desde hacía varios meses habían comenzado a organizarse, proceso que culminó en agosto de 2009 con la elección de un delegado, reconocido por el Sindicato de Comercio.
Ante el atropello patronal, tuvo lugar un paro de actividades y distintas medidas de lucha, volanteos y actividades en las puertas de la empresa, en el barrio de Parque Centenario. El 30 de diciembre el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, exigiendo la reincorporación de todos los despedidos, pronunciamiento que la empresa, cuyo responsable máximo es Aurelio Benito Ramón Narvaja, desconoció. El 2 de enero los despedidos se presentaron para tomar sus puestos de trabajo, pero se les impidió el acceso.
Ediciones Colihue no sólo no acató la resolución ministerial, sino que elevó a 14 el número de despedidos, en una maniobra de claro avasallamiento de los derechos laborales y de desconocimiento de las leyes argentinas.
Los trabajadores denuncian que Narvaja ha tenido en los últimos años actitudes hostiles y discriminadoras hacia ellos, y que ha ejercido persecuciones de neto corte político e ideológico. Según denuncian en un comunicado, Narvaja es miembro activo de Carta Abierta, el grupo de intelectuales orgánicos del kirchnerismo.
Los trabajadores realizaron el viernes a las 12 horas una movilización al Ministerio de Trabajo para exigir la reincorporación n de los despedidos, en el marco de la conciliación obligatoria, y por el respeto de los fueros sindicales.

Amenaza de cierre

 

Amenaza de cierre
21.1.2010

 

Mientras la enfermedad avanza, la Liga Argentina de Lucha contra la Tuberculosis enfrenta un posible cierre luego de que finalice la feria judicial.

El centro de salud, ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, fue declarado en quiebra por el Juzgado Comercial Nº 14, Secretaría 28 (expte 092410) a cargo de la jueza Susana M. I. Polotto, y el secretario Martin Sarmiento Laspiur.
Aníbal Melgar, trabajador del área neurofisiológica y vicepresidente de la comisión directiva de la Liga contó el proceso que sufrió la Institución para llegar a la actual situación: “Todo comenzó debido a una mala conducción de la anteúltima comisión directiva, la cual efectuó primero un vaciamiento laboral y luego vendió parte del edificio de la Institución, sito en la esquina de Santa Fe y Uriarte, utilizando a una empresa fantasma multinacional denominada Avalon S.A., con sede en Uruguay. Hoy solamente queda del histórico edificio el otro tercio que se encuentra funcionando en Uriarte 2477, zona muy rentable a los ojos de los grandes empresarios. Luego de realizada la venta, se produjo una realidad de abandono en la cual el resto del edificio que quedó con personal y servicios fue dejado a la deriva. No se pagaron los sueldos prometidos al personal, ya que con la venta solo se hicieron algunos maquillajes en el actual edificio, y se impidió sistemáticamente toda iniciativa nueva de trabajo o proyectos. Así pasaron cuatro años de incertidumbre y acumulación de sueldos atrasados, que generaron juicios laborales y renuncias del personal”.
Para enfrentar dicha situación, se conformó hace tres meses una nueva comisión directiva con personal de la Institución. “Se enviaron cartas a todos los estamentos del Ministerio de Salud, de Gobierno, y cuando la comisión comenzaba a generar trabajo se decretó la quiebra por un juicio de una empleada que no debe superar los 30.000 pesos, pero que desencadenó los demás pedidos de acreedores, Afip etc. Ahora nos estamos debatiendo con la amenaza de cierre para cuando termine la feria judicial”, afirmó Aníbal.
Cabe recordar que en la actualidad la Tuberculosis no ha sido erradicada en ninguna parte del mundo y menos en nuestro país. Un estudio elaborado por profesionales del Hospital Piñeiro alerta sobre el crecimiento de los casos de esta enfermedad en algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires. En el área de cobertura del hospital se detectó una tasa de infección de tuberculosis de 141,46 cada 100.000 habitantes (en 1999 era de 33,1). De ese número, el 50% de los pacientes es de la ciudad y el resto del Conurbano bonaerense.  Zulma Pisera, médica pediatra con orientación en neumonología, una de las profesionales a cargo del informe sostiene: “Casi el 30% de la población más pobre de la ciudad está en nuestra zona, que comprende Villa Lugano, Villa Riachuelo y Villa Soldati. Se sabe que la tuberculosis está relacionada con la pobreza, con la falta de alimentación, el hacinamiento y el tipo de trabajo. En los últimos dos meses tuvimos dos chiquitos en una misma escuela con tuberculosis grave y el mes pasado se sumó uno de otra escuela. Esto habla de que la enfermedad no está controlada”.
“Ahora no es el momento de analizar e investigar a los culpables, sino de salvar lo que queda para que continúe brindando el servicio a la comunidad. No nos podemos dar el lujo de perder una Institución sanitaria y mucho menos por manejos sicarios de sombrías multinacionales que pretenden apropiarse, con maniobras fraudulentas, del valioso edificio donde funciona la Liga”, concluye Aníbal.
El próximo miércoles 27 de enero, a las 11, en Uriarte 2477, se realizará una conferencia de prensa  y luego una marcha, abrazo solidario y corte de la Avenida Santa Fe para reclamar a las autoridades que no cierren la Institución y que permitan la continuidad laboral de la misma para salir genuinamente de la crisis.
La Liga Argentina de Lucha contra la Tuberculosis es una institución que tiene 109 años de historia con atención gratuita de personas afectadas por esta enfermedad que aún sigue siendo un flagelo. Además de funcionar como Centro de Atención de Salud Integral para toda la Comunidad contando con todas las especialidades médicas de atención ambulatoria y medicina Laboral, y como centro vacunatorio por excelencia. También es la sede de ALCHA (Asociación de lucha contra el Chagas).

Proyecto legislativo para cambiar forma de estacionamiento

 

Proyecto legislativo para cambiar forma de estacionamiento

16.1.2010

 

En la Legislatura porteña, se encuentra en tratamiento en la Comisión de Tránsito y Transporte un proyecto de Abrevaya, que establece que se permite estacionar junto a la acera izquierda, durante las veinticuatro horas en las calles integrantes de la Red Vial Terciaria de más de 8 metros de ancho y que no formen parte de los recorridos y/o trayectos del transporte urbano de pasajeros. 
 

“En los barrios, donde no hay inconvenientes de tránsito y no se obstaculiza al transporte público, los vecinos tienen que poder estacionar en la acera izquierda de sus calles, en tanto que en aquellos lugares donde sí se producen congestionamientos e inconvenientes, allí es donde hay que aplicar la prohibición” señaló el Diputado Sergio Abrevaya en relación al proyecto de Ley que presentara en la Legislatura porteña el que establece modificaciones al Código de Tránsito y Transporte en lo referente a las normas de estacionamiento en la Ciudad. 

“ Históricamente los vecinos han estacionado a la izquierda en las calles de su barrio, como una costumbre ya aceptada. Pero últimamente hemos recibido quejas de muchos de ellos que señalan que se les han aplicado fotomultas reiteradas por esta situación. Asimismo en los últimos tiempos se perciben reclamos de asociaciones civiles o de centros comerciales que pregonan la necesidad de adaptar el uso de avenidas para el estacionamiento en la acera izquierda, en arterias de integrantes de la Red Vial primaria o bien de acceso directo al área central de la Ciudad” destacó el vicepresidente tercero de la Legislatura. 

La iniciativa además propone la prohibición general de estacionamiento de vehículos junto a ambas aceras los días hábiles entre las 7 y las veintiuna 21 horas en las avenidas con doble sentido de circulación, con excepción de la Av. 9 de Julio, la Av. Perito Moreno y las calzadas centrales de las Avenidas Leandro N. Alem, Paseo Colón y Sáenz, en las cuales la prohibición rige todos los días durante las 24 horas. 

En otro de los artículos el proyecto establece que en la acera izquierda en avenidas con único sentido de circulación, los días hábiles entre las 7 y las 21 horas tampoco se podrá estacionar . La misma prohibición regirá para estacionar junto a la acera izquierda todos los días durante las 24 horas en calles con sentido único de circulación y que formen parte de los recorridos y/o trayectos del transporte urbano de pasajeros. En el caso de aquellas calles o avenidas que tienen doble sentido de circulación, ambas aceras se considerarán como acera derecha. 

 

 

Usted es el visitante N°